Tendencia de cortinas para el verano

En el mercado podemos encontrar un gran número de cortinas para nuestro hogar como estores, verticales, cortinas técnicas decoración o muchos otros tipos, pero cuando llega el buen tiempo, se suelen cambiar y se opta por propuestas frescas, decorativas y vaporosas. Durante los meses de calor, las cortinas pierden más peso y grosor, llegan los colores claros, los estampados y la opacidad se reduce para dejar pasar más la luz.

¿Cuáles son las tendencias en cortinas para el verano?

Los tonos claros son una de las señas de identidad para las cortinas para el verano, siempre con tonos suaves y tejidos ligeros para que dejen pasar el máximo de luz posible. Además, unas buenas cortinas, aunque sean literas, pueden ayudar a reducir el calor del interior de la estancia en la que estén colocadas.

Pueden reducir hasta en un 33% el calor, sobre todo si es de color blanco, por varias razones, porque refleja el calor, permite la entrada de luz natural al hogar y potenciará el frescor de la estancia. En cuanto a tejidos, hay que elegir textiles suaves y frescos, como por ejemplo la organza, la cual aporta también un toque de elegancia.

El lino absorbe muy bien la temperatura, pero es un tejido delicado dado que se arruga con facilidad y hay que lavarlo en agua fría con un programa para tejidos delicados para no dañarlo.

En cuanto a estampados, los prints florales seguirán la tendencia marcada por la primavera, ideales para ventanas que no sean demasiado grandes. En caso de que se tenga un gran ventanal, la mejor opción son los colores lisos, algo que potencia más la luz y aporta un gran estilo.