Paneles japoneses, la tendencia del momento

Las últimas tendencias en tapicerías y cortinajes apuntan a sistemas modernos y vanguardistas como los paneles japoneses. Los paneles japoneses son una alternativa a las cortinas tradicionales para cubrir espacios desde el techo hasta el suelo y proteger a las viviendas de la luz solar.

Los paneles japoneses son de las opciones más demandadas en los últimos tiempos por la alta calidad de los materiales y la variedad de diseños decorativos que proporcionan. Deben su nombre a las paredes que se utilizaban en las viviendas orientales para controlar la entrada de la luz.

Ventajas de los paneles japoneses

La primera ventaja de los paneles japoneses es la comodidad. Estos paneles son muy fáciles de montar y desmontar, ya que solo hay que tirar de un velcro para conseguirlo. Esto permite lavarlos con facilidad y conservarlos como nuevos durante mucho tiempo.

Otra de las ventajas que ofrecen los paneles japoneses es el poco espacio que ocupan, tanto montados como desmontados. Tienen un peso muy ligero y son muy sencillos de instalar para los profesionales.

En cuanto a la estética se refiere, los paneles ofrecen multitud de diseños y colores que se pueden combinar con tejidos para generar auténticas obras de arte. Son ideales para distinguir espacios dentro de una misma estancia, siendo muy demandados en grandes ventanales, paredes y cristaleras.

Los paneles japoneses no necesitan mantenimiento, se pueden recoger de manera silenciosa moviéndolos en horizontal. Los paneles se van agrupando entre sí permitiéndonos jugar con la intensidad de luz exacta que queramos dejar entrar en la vivienda según el momento del día.