Los tipos más habituales de rieles de cortinas

Los rieles de cortinas permiten el desplazamiento horizontal de la tela. Estos elementos son muy funcionales, prácticos y fáciles de instalar. Por lo general, los rieles y barras para cortina están fabricados en aluminio anodizado, ya que tienen una mayor durabilidad. Sin embargo, hay una gran diversidad de tipos de rieles en el mercado.

Riel manual, a cordón, motorizado, de onda perfecta y decorativo

El riel de cortina manual, por ejemplo, es muy fácil de instalar y permite múltiples canales. Es un riel que puede albergar cortinas fruncidas, lisas y tablas. Tal y como su nombre indica, se acciona de forma manual, por lo que no hay que instalar ningún mecanismo para su funcionamiento.

Otro de los tipos de rieles y barras para cortina más habituales es el riel de cortina a cordón. Este nos permite desplazar las poleas donde va la cortina colgada mediante un cordón. También resulta muy fácil de instalar, permite un solo canal y puede llevar cortinas fruncidas, lisas y tablas.

El riel de cortina motorizado va instalado en el techo o la pared y requiere de instalación eléctrica para su funcionamiento. Al igual que los anteriores, puede llevar cortinas lisas, fruncidas o tablas y permite múltiples canales.

El riel de cortina de onda perfecta también se instala muy fácilmente. Un elemento decorativo que ofrece una gran estética y que se acciona tanto de forma manual o con un cordón.

Por último, tenemos el riel de cortina decorativo. Un tipo de riel de accionamiento manual y fácil de instalar. Permite un solo canal y le confiere una gran estética a las cortinas y la estancia en general.