Cómo elegir la tela para tapizar un sillón o un sofá

En este artículo queremos compartir información de gran importancia sobre tejidos para tapicerías, lo que permitirá poder elegir de manera correcta cuáles son algunas de las mejores opciones para cambiar el estilo de un sillón o un sofá, por ejemplo.

Aspectos a tener en cuenta al comprar tela para un tapizado

A la hora de elegir la tela para un tapizado es necesario tener en cuenta quién va a usar el sofá o sillón, si hay mascotas en casa, niños, personas con alguna alergia al poliéster o incluso si se vive en una zona donde haga demasiado calor o frío.

Uno de los aspectos en los que más hay que fijarse a la hora de comprar esta clase de tela es en el Test Martindale, el cual se encarga de medir en ciclos la resistencia al roce que tienen los tejidos. El test consiste en frotar con lija o lana el tejido, algo que debe hacerse a determinada presión, con lo que puede saberse la cantidad de roces que aguantará.

Una tela que cuente con un nivel de 60.000 ciclos de Martindale, podrá aguantar esa cantidad de roces o veces que nos sentemos en el sillón o sofá. Por tanto, cuantos más ciclos tenga una tela, más fuerte y resistente será. Normalmente no suele aparecer esta información en las etiquetas de las telas, aunque en otros países europeos sí suele hacerlo.

No hace falta adquirir un tejido que tenga un Martindale extremadamente alto, con 30.000 ciclos ya podría ser considerado como resistente para el sofá o sillón.